Las patatas son ricas en potasio, por lo que nos ayudan a combatir la presión arterial por sus características tanto vaso dilatadoras como diuréticas.

También nos dan mucha vitamina C, y antioxidantes! La vitamina C es un antioxidante que favorece la absorción de hierro. La patata es una de las hortalizas más ricas en vitamina C, aportando de de 10 a 15 mg por 100 g de patatas.

Contienen calcio y fósforo, y son especialmente ricas en hidratos de carbono que resultan junto con los azúcares una gran fuerte de energía para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

 Al ser rica en fibras, que favorecen la impresión de saciedad, con lo que nos ayuda a mantener la línea y no tener que picotear a todas horas, permitiéndonos reducir la ingestión total de alimentos!

Contiene gran cantidad de vitaminas (B1, B2, B3, B6, C) y oligoelementos.

La vitamina B1 desempeña un papel esencial en el sistema nervioso y participa en la transformación de glúcidos en energía.

El hierro, oligoelemento indispensable para el organismo y que permite el transporte de oxigeno a través de los glóbulos rojos.

Se trata de uno de los vegetales que contiene más almidón. El almidón es un componente con propiedades emolientes, es decir suavizantes de la piel , que consigue disminuir inflamaciones, calmar el dolor y rebajar las zonas hinchadas.