Información nutricional

La patata es rica en fibras  y favorece la impresión de saciedad. Contiene vitaminas (B1, B2, B3, B6, C) y oligoelementos, como el hierro y el potasio.

El almidón, reserva de los glúcidos de los vegetales, se acumula principalmente en la patata: 100 g de patatas cocidas en agua proporcionan de 18 a 20 g de almidón.

Las fibras ralentizan la digestión de los glúcidos y prolongan su eficacia energética en el tiempo. Esto ayuda a mantener la sensación de  saciedad, y plenitud, hasta la próxima comida. 

Si comemos  300 g de patatas cocidas en agua estaremos nutriendo a nuestro cuerpo con 1/6 de la aportación recomendada de fibra por día en los adultos (es decir, 30 g de fibras por día).

Igualmente, la patata es rica en vitamina C. 300 g de patatas aporta entre 30 y 45 mg de vitamina C, es decir, más del 40% de la aportación nutricional recomendada (110 mg al día, ANC diciembre de 2000).

¡Nuestra patata en nuestra dieta nos aporta muchos de los nutrientes necesarios para estar sanos!